Regresar

1490990887

La palabra sinuosa no espera en la cima;

la luz está en el fondo,

en lo profundo del algar.

En el minuto más céntrico del alba

se posan las camelias en el filo de la azada

y el sudor se arroja sobre las flores, chubasco febril.

Volvemos al ser

embarrando nuestros pies de plomo,

sumergiendo nuestro cuerpo de serpiente en la laguna.

Nada poseemos.

Madre, padre:

¿Dónde plantasteis la semilla del viento?

No oigo la respuesta.

No hallando consuelo en quebrar las espigas de aceite claro,

debo volver a la taxonomía,

destruir sus cimientos,

verterme sobre la lluvia.

Nada sabemos.

Madre, padre:

mi espíritu regresa al aire

donde una vez nació

y ya no puede morir.

66287547cdc3a6a5e84e6f6cb68271e8

 

Anuncios

2 comentarios en “Regresar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s