Tacto cósmico

mano-tocando-haz-de-luz

Tú me tocas

y yo florezco como jazmín sedoso

que brota, entre hojarasca seca,

para deleitar al pueblo con su luz

de rítmica petenera;

pero eso es solo

si tú me tocas…

Y a veces, se escucha de fondo un tambor

baldío de la lucha muerta,

más yo sé que se despierta,

 ¡despierta cuando me tocas!

Me haces libre y con tus manos

liberas a la humanidad

de su profunda desidia

porque siempre dando amor

se erradica la negrura de la más honda desdicha.

Podrían llamarme ilusa,

loca, ciega, torpe, obtusa,

sin saber de sus cadenas ni de su falta de modestia,

pero no importa su voz, porque

si tú me tocas

me llenas de fuerza un día más

y la asfixia no se siente

en el viejo mar de aire que, deleitoso,

nos roza.

Así que escucha, corazón

que de manso y bondadoso es colosal,

mi grito desesperado tras el que tú te sonrojas

que dice que esto es tan solo

cuando tus manos me tocan.

Anuncios

4 comentarios en “Tacto cósmico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s